¿Vas a camperizar una furgoneta? ¡Debes saber esto!

Lo más importante al momento de empezar el proyecto de camperización es elegir la base, la furgoneta en sí, dado que una vez empecemos es lo único que no podremos cambiar.

Esto nos implica el tamaño interior o libre para camperizar, os podría decir que incluso el motor, pero hasta esto podemos remplazar si fuera preciso, lo que no podremos modificar es el tamaño del vehículo.

Para ello es importante tener en mente la distribución que vamos a darle a nuestro camper y los elementos o zonas que queremos. Si queremos una cama transversal será mejor elegir una Fiat Ducato, Peugeot Boxer o Citroen Jumper, pues la Mercedes Sprinter o la Volkswagen Crafter son más estrecha y deberemos integrar unas orejeras si queremos una cama transversal de más de 1,78.

Tamaños

Las principales marcas catalogan sus modelos con las variantes L y H. H es la altura (techo sobre elevado) y L es la longitud de la furgoneta, donde indirectamente se ve afectada la longitud de la caja pues la zona de cabina no varía.

Encontramos múltiples variantes L1H1, L2H2, L3H3 Y L4H3 a cada cual de ellas más larga y más alta. No obstante también podemos encontrar una L1H3, la cual entremos poca longitud de caja pero un techo muy alto. O de lo contrario un L3H1 en este caso tendremos una furgoneta muy larga pero con un techo bajo.

La H1 es una altura estándar de furgoneta, es una buena opción si tenemos pensado en instalar un techo retráctil de lona, por otra parte, si queremos un techo rígido, pero alto deberemos elegir una H3 sin dudarlo.

Aquí podéis ver un croquis de las distintas versiones en L y H.

Furgonetas desde la L1h1 a la L4h3

A continuación os detallamos los datos para cada una de las combinaciones L-H (Medidas y volúmenes extraídos de Fiat, pueden variar según la marca)

FurgonetaVolumenLongitudAltura exterior (dependiendo altura chasis)
L1H18,0m34,963m2,254 – 2,269
L2H110,0m35,413m2,254 – 2,269
L2H211,5m35,413m2,522 – 2,539
L3H213,0m35,998m2,522 – 2,539
L3H315,0m35,998m2,764 – 2,774
L4H215,0m36,363m2,522 – 2,539
L4H317,0m36,363m2,764 – 2,774

En esta otra imagen podemos ver mayor claridad las distintas alturas y longitudes, gracias a los colores. Cierto es que no están todas las combinaciones posibles.

Aislantes

Una vez elegida la base ideal, deberemos hacer otro paso importante. Elegir el aislante, dado que es un vehículo que va a estar expuesto tanto al sol los calurosos días de verano y como a las noches más frías.

Hay dos aislantes que son los más usados para camperización, uno de ellos es la lana de roca y el otro es el Kaiflex, ¿pero realmente sabes las diferencias entre ellos? Te contamos las más significativas.

Lana de roca o geopanel

La lana de roca o geopanel es mejor aislante térmico que el Kaiflex, aparte de que es mucho más económico. Ambos son ignífugos (repelente fuego), pero la lana de roca no es hidrófuga (repelente agua).

Podemos adquirir lana de roca básica o bien una que está panelada con papel o aluminio que hace que sea de mejor manejo para su instalación. Nos ayudaremos de cola de contacto en espray para fijarla a la pared de la furgoneta.

Al no ser hidrófuga deberemos colocar un elemento a modo de pantalla para que evitar que la humedad y la condensación generada por el cambio térmico nos afecte al interior del vehículo.

En este caso es recomendable instalar multilámina reflexivo, ya que nos aporta más aislante y además solucionamos el inconveniente del hidrófugo. Para fijarlo podemos usar cinta de aluminio, aportará cuerpo y sujeción al conjunto.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la lana de roca es más gruesa, por lo que nos rellenara mejor el hueco que queda entre la chapa y el laminado que le vamos a instalar, dado que los travesaños de la estructura de la furgoneta nos marcaran un grosor mínimo.

Kaiflex

En cuanto al Kaiflex como hemos dicho es más caro que el geopanel, pero nos aporta algunas ventajas: es hidrófugo y que integra una lámina de adhesivo para fijarla a la pared.

Además es un material más manejable y más fácil de cortar que la roca de lana, al tener más cuerpo y ser más fino. Una de las desventajas de ser más fino es que nos dejara hueco entre la chapa y las paredes interiores del camper, que deberemos rellenar con travesaños de madera o con el rastrelado que sujetara los muebles.

Existen múltiples grosores de Kaiflex, pero es más usado es de 20mm para paredes y techos y el de 12mm para el suelo. Si el suelo, es una superficie muy extensa por donde el frío del suelo puede calar y que en muy pocas ocasiones caemos en aislarlo.

Nuestra conclusión es que si vas a realizar una camperización duradera te decidas por la roca de lana o geopanel, pero si necesitar una camperización rápida y dispones de fondos emplees el Kaifelx. Como hemos comentado el Kaiflex es caro, unos 13€/m2, mientras que la lana de roca sobre los 4€/m2 .

Aprovechamos para daros un consejo tras hablar con varias personas que han hecho sus proyectos de camperización y es que rellenéis todos los recovecos que sean posibles con aislantes, incluyendo los refuerzos de la furgoneta. Si no es posible insertar roca de lana o Kailex podéis usar espuma de poliuretano.

Para conseguir un buen agarre del Kaiflex en todas las zonas y formas de la chapa de la furgoneta podéis usar un rodillo de pintar, ejerciendo una presión considerable y recorriendo toda la zona del Kaiflex lograremos un agarre perfecto.

Materiales

En su mayor parte es recomendable usar madera, vamos a profundizar un poco más en que tipos y grosores.

Para el suelo podemos usar lamas vinílicas, pero no las aconsejamos pues son pesadas y además son propensas a la dilatación con los cambios de temperatura.

Empecemos por el suelo, como toda buena casa. El material más usado para los suelos en las camperizaciones es el tablero fenólico, ya que disponen de múltiples cualidades idóneas para nuestro camper.

La madera fenólica es un laminado a base de hojas de celulosa impregnadas con resinas fenólicas prensadas a alta presión y temperatura.

Algunas de sus cualidades son: Ignífuga, hidrófuga, antibacteriana, inalterable a la humedad, resistente al desgaste y al impacto, repelente de la suciedad y superficie no porosa. Todas estas cualidades la hacen ideal para el suelo de nuestro camper, ya que en algún momento subiremos con los pies mojados, sucios de barro o se nos puede caer algún objeto contundente.

Una buena opción para panelar paredes y techo, así como hacer el rastrelado, podemos usar madera de pino, pues es resistente y no muy pesada. Se puede pintar o barnizar fácilmente.

Con este tipo de madera sería suficientes, pues como previamente hemos aislado las paredes, techo y suelo no necesitamos una madera que sea muy aislante por sí misma.

Esperamos que este post te sea de ayuda y si estas camperizando tu furgoneta no dudes en enviarnos fotos para poder deleitarnos con ella.

¡Salut i Camping!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.