Bicicletas plegables para un fácil transporte

Hay en este post hablaremos de las bicicletas plegables a pesar de que hay muchos sistemas para llevar las bicicletas en un portabicis posterior o de lanza a veces por algún motivo no nos es practico o simplemente no quedemos usar un portabicis.

En estos casos la mejor opción es una bicicleta plegable que nos quepa en un baúl bajo la cama o en ese hueco que nunca sabemos qué poner, ademas hay que buscar una bicicleta adecuada para nuestra edad, complexión y necesidades. 

A continuación os detallamos algunas opciones:

Ulta compacta

Una bicicleta ideal para guardar o transportar el espacios muy reducidos, así mismo es ideal para cargar y descargar gracias a su reducido peso. No obstante al ser tan pequeña dispone de unas ruedas de 10”, que junto a su larga barra de asiento y manillar para alcanzar una altura decente, hacen que sea muy poco estable e insegura. 

Otro de los factores importantes para optimizar su ligereza es prescindir de elementos como freno trasero o de cambio de marchas tanto de platos como de piñones, por lo que nos deja con un bicicleta apta para pequeños desplazamientos en suelos estables y con pocas pendientes. No obstante si que es cierto que cada días más incluyen freno tanto delantero como trasero dado que ahora integran discos de freno no v-Break como hasta hace poco.

Pros: Pequeña para transportar, Ligera para cargar y descargar.

Contras:  Muy poco estable e insegura.

De ciudad

Esta bicicleta sigue siendo ‘ideal’ para transportar ya que dentro de lo que cabe es una bicicleta plegable con unas dimensiones algo mayores que la ultra compacta. Suelen montar llantas de 20 pulgadas, en este caso siempre cuentan con frenos delanteros y trasero e incluso, en algunos casos, disponen de cambio de marchas.

En general el cambio es solo de piñones por lo que tenemos un único plato en la parte central, pero este cambio ya nos permite subir cuestas con mayor facilidad. Por otro lado al tener un carenado más grande el mástil del manillar y del sillín es más largo ‘telescópicamente’, así como más grueso, tanto esto como el incremento de tamaño de rueda la hacen más estable tanto para su manejo en ciudades como en terrenos más inestables.

Pros: Ligera para transportar y manejar, pero a la vez estable en caminos de tierra y piedras.

Contras: Al disponer solo de llantas de 20 pulgadas y sin cambio en los platos se hacer difícil de manejar por caminos y cuestas de alta montaña.

A Motor

Bicicletas de motor encontramos tanto de ciudad como de montaña hoy en día, pero las más habituales, para un usuario común siguen siendo las de ciudad. Nos encontramos con la misma configuración que una bicicleta de ciudad, llanta de 20 pulgadas, manillas y sillín telescópicos… pero con la diferencia que en este caso contamos con un pequeño motor que nos ayuda a desplazarnos y ha realizar cuestas. 

Dicho motos suele estar ubicado en el portaobjetos o en la parte central del cuadro, cuando realizamos la acción de pedalear el motor entra en funcionamiento y nos da ese ‘empujón’ necesario para hacer nuestra movilidad mas sencilla. Suelen alcanzar entre 20 y 25km/h, no es una gran velocidad, pero suficiente para un desplazamiento interurbano.

Pros: Nos ayuda a movernos gracias al motor, en caso de que el motor se quede sin batería la bicicleta se puede usar de forma habitual.

Contras: Al llevar el motor pesa, y bastante, por lo que es más difícil de manejar sin batería y también para cargar o transportar.

De montaña

La bicicletas de montaña plegables tienden a ser más pesadas y más caras que una bicicleta de montaña convencional, dado que deben disponer de mecanismos de seguridad así como materiales resistentes para dar resistencia y fiabilidad a la estructura. Hay distintos mecanismos de plegado, algunos de ellos más resistentes que otro por lo que tendrás que pensar bien si la vas a usar para pequeñas salidas por ciudad y bosque o campo o bien si le vas a dar un uso más intenso en montaña y descensos. Es un punto que incrementará o decrementará el precio pero es vital para usarla con seguridad. 

De igual modo en el tema de los cambios de marcha hay distintas variantes y precios, algunos fabricantes directamente prescinden de ellos, como que no recomendamos para nada. Otros de lo contrario integran cambios similares a los de una bicicleta normal o incluso algunos usan cambios internos, mejores y más caros. Otro punto importante es el diámetro de las ruedas, cuando más grande mejor para el manejo y los descensos, pero pero para transportar. Una medida de 26 pulgadas es suficiente y nos permite una mayor comodidad para transportarla.

Pros: Nos permite una gran versatilidad en una sola bicicleta, es perfecta para montaña y suficiente para zonas asfaltadas.

Contras: Si queremos una con prestaciones de BTT nos puede salir por un pico. Son caras.

Esperamos que este post os ayude para elegir vuestra bicicleta plegable.

¡Salut y camping!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *